Las promesas políticas siguen sin llegar a la planta de onco-hematologia pediátrica

109
  • Comunicado SATSE:

    La situación del Hospital Regional en materia de contratación de profesionales de enfermería, para cubrir bajas, reducciones y otras situaciones previsibles y, por lo tanto, planificables, es lamentable y paupérrima. Llevamos denunciando que falta una media de 200 enfermeras sin cubrir,  lo cual afecta a todas y cada una de las unidades asistenciales del Complejo Regional de Málaga.

    Pero hay unidades donde este incumplimiento se hace mucho más acentuado y a nuestro juicio, más grave, habida cuenta del tipo de pacientes. Este es el caso de la Unidad de Oncohematología Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Málaga, donde se está poniendo en riesgo la Seguridad Terapéutica y la Calidad de los Cuidados de Enfermería que se prestan a los niños y niñas con procesos Oncohematológicos.

  • Los profesionales responsables de estos cuidados, llevaban años realizando excesos de jornadas laborales y sufriendo  una sobrecarga asistencial  incomprensible como consecuencia del déficit de plantilla, la falta de cobertura, un aumento exponencial en el número de Trasplantes de Médula Ósea (de 12 en el 2017 pasaron a 21 en el 2018) y una alta ocupación de camas a lo largo del 2018, llegando a tener pacientes ectópicos ( ingresados en otras unidades por falta de camas disponibles en esta planta). A todo lo anterior se une una mayor complejidad de los tratamientos y cuidados que necesitan los pacientes ingresados.

    Ante esta situación, los trabajadores y SATSE como sus representantes sindicales, tras sendas reuniones con la anterior Dirección del centro, conseguimos en Noviembre del pasado año, un Acuerdo donde esta última se comprometía a adecuar la plantilla y a reforzarla con un aumento de profesionales (dependiendo del número de cámaras de aislamiento abiertas, calidad y número de niños ingresados); y a devolver más de 2000h, de exceso de jornada del 2018, antes de Junio de este año. Acuerdo, hoy por hoy roto, habida cuenta de la política de sustituciones que mantiene el centro.

    Esta planta, hoy en obras, (ubicada de momento en la sexta planta del bloque maternal) constaba de 14 camas de hospitalización y 3 Cámaras de Aislamiento (actualmente sólo con una Cámara) donde tienen que permanecer los niños trasplantados de Médula Ósea (que precisan de unos cuidados aún más personalizados, específicos y especializados). Como consecuencia de disponer actualmente sólo con una Cámara, se están derivando a Córdoba y Sevilla pacientes que precisan de Trasplantes Alogénicos( de mayor complejidad y con una estancia media estimada de 90 días), disminuyendo el número de pacientes ingresados, pero al seguir existiendo descubiertos de personal, a día de hoy le deben 700 horas del año 2018 más las que se están generando en este año.

    A comienzos de verano, se abrirá la nueva unidad de Onco-hematología Pediátrica con un aumento de 3 camas de hospitalización, quedando  17 habitaciones de hospitalización más 3 Cámaras de Aislamiento con la previsión de mantener, estas últimas, abiertas a pleno rendimiento. Sin embargo, a día de hoy no haya previsto un aumento de personal acorde con este aumento en el número de camas, lo que para SATSE nos parece extremadamente grave.

    Tras el Acuerdo conseguido el año pasado, la plantilla estructural tendría que estar compuesta por 20 Enfermeros y 12 Auxiliares de Enfermería para dar respuesta a las necesidades asistenciales de estos niños y niñas, pero sólo han llegado a 19 y 11, respectivamente. Estos números en la práctica vuelven a bajar, ya que ni están cubiertas todas las bajas ni todas las reducciones de jornadas. Actualmente faltan 4 bajas, la más antigua data desde octubre del 2018 y 2 reducciones sin cubrir, de las cuales la más antigua de hace casi 3 meses, situaciones totalmente conocidas y mantenidas de manera irresponsable en el tiempo.

    Esto se traduce en que se sigue aumentado la carga laboral y el estrés sobre unos profesionales que gracias a su dedicación, profesionalidad y sobreesfuerzo terminan sus turnos con la sensación de “no haber hecho nada”, aunque se dejen “la piel” todos los días atendiendo a sus pacientes y reciban el agradecimiento de unos padres que se dan cuenta de que existe una falta de personal y, más de un día, los ven corriendo de  un lado para otro y sin parar. Situación que aumenta el riesgo de que puedan existir errores humanos no intencionados.

    Para SATSE, nos preocupa  la situación tanto presente como futura de estos profesionales y de los niños a los que cuidan,  ya que no sólo necesitarán una cobertura al 100% sino un nuevo aumento real de plantilla, mientras que el SAS y la Dirección del Centro no garantiza ni lo uno ni lo otro.

    Esta situación no es más que el fiel reflejo de la realidad de la Enfermería Andaluza, que mantiene la peor ratio dentro del SNS por camas y habitantes; y la política del SAS hasta la fecha nos hace pensar que va a continuar con la precariedad laboral, en especial en lo que respecta a la Enfermería.

    Desde SATSE, exigimos a la Dirección del Centro que cumpla con el programa del Gobierno Andaluz y el  Acuerdo Interno que tiene con estos profesionales, ya que necesitan cobertura real al 100% y un aumento de plantilla, que garantice que a los niños y niñas con procesos oncohematológicos, una Asistencia lo más Segura y de la mejor Calidad posible.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre