La ONCE cumple 80 años

221
  • La ONCE celebra mañana sus 80 años, el próximo día 13 de diciembre, festividad de Santa Lucía, para la que ha editado cinco millones y medio de cupones muy especiales, que muestran diferentes aspectos de su labor social y evolución. En 1940, sumaba 2.000 vendedores (un 23% no eran ciegos); la llegada de la democracia elevó el número hasta casi 15.000; hoy, el Grupo Social ONCE emplea a 73.000 personas, el 58% con discapacidad.

    Las personas ciegas han destacado siempre por su lucha contra la adversidad. Quizá por eso, el 13 de diciembre de 1938, en plena Guerra Civil, un grupo de ellas decidió rechazar una pensión que les ofrecían y unir las rifas que las personas ciegas realizaban en España. El 8 de mayo de 1939 arranca la venta del cupón “prociegos”, inicio y base de un modelo social único en el mundo.

    Porque los ciegos españoles aspiraban además a la formación y al desarrollo en otras profesiones. En los años 60 del siglo XX se crearon centros de formación pioneros, como talleres, la Escuela de Telefonía, el Centro de Formación Profesional o la Escuela Universitaria de Fisioterapia, que inician un trayecto hacia la integración social y laboral, también de las mujeres ciegas. Nacen centros educativos, bibliotecas en formato braille y sonoro, o servicios como el de rehabilitación, que forma a los nuevos jóvenes ciegos para ser autónomos.

  • A comienzos de los años 70, la ONCE ha asumido mayores compromisos sociales. Las personas ciegas quieren participar en la vida institucional, en la toma de decisiones, en su futuro. La ONCE abre su proceso de democratización, y las primeras elecciones democráticas de la ONCE (19 de enero de 1982), inauguran la modernización y la participación y son, también, el inicio de una revolución en la actividad comercial.

    Entre 1977 y 1983 se ha legalizado y despenalizado el juego en nuestro país. El 2 de enero de 1984, el sorteo de la ONCE pasa a ser nacional, los cupones tienen cuatro cifras y los premios aumentan. El nuevo producto diario crece al ritmo de “La ilusión de todos los días” –eslogan de la ya legendaria campaña publicitaria- que se coló en todos los hogares españoles. Los ciudadanos apoyaban la modernidad, apoyaban a la ONCE. En 1987 –“el 1 de octubre va a ocurrir algo que traerá cola”, como decía la publicidad-, supondrá el corolario a esta década:  El Cuponazo con su oferta de 100 millones de pesetas por el precio de 100 pesetas triunfó en la calle. Esta bonanza cristaliza en más servicios sociales (nace en 1990 la Fundación ONCE del Perro Guía) y en otra fecha absolutamente clave: 1988, cuando se crea la Fundación ONCE para la cooperación e inclusión social de personas con discapacidad, que se convertirá en la mejor dotada del mundo y palanca de acción clave para este colectivo.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre