Málaga registra un descenso del 7,6% de personas fumadoras en los últimos cuatro años

284
  • Foto1 Día Mundial sin tabaco (E)Málaga ha registrado un descenso del 7,6% en el número de personas que consume tabaco a diario en los últimos cuatro años, tal como se desprende de la última Encuesta Andaluza de Salud, situándose como la provincia andaluza con menor prevalencia. Concretamente, entre 2011 y 2016, se ha producido un descenso de fumadores diarios del 32% al 24,4%, según los datos que ha facilitado hoy el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo.

    Con motivo hoy del Día Mundial Sin Tabaco, los delegados del Gobierno y de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José Luis Ruiz Espejo y Ana Isabel González, respectivamente, han visitado la mesa informativa instalada en la calle Larios, en la que técnicos sanitarios ofrecen consejos básicos sobre tabaquismo activo/pasivo, informan de los recursos provinciales para dejar de fumar y realizan cooximetrías.

    Según ha explicado Ruiz Espejo, esta encuesta da cuenta de este descenso en una epidemia que sigue siendo la principal causa de morbilidad y de mortalidad prematura evitable en todo el mundo, provocando anualmente más de 52.000 muertes en España y alrededor de 10.000 en Andalucía. Además, ha destacado que el tabaquismo es la causa más importante de morbimortalidad evitable de los países desarrollados, ya que son atribuibles al consumo de tabaco un tercio de las muertes por cáncer, un 31% de los trastornos cardiovasculares en hombres y un 7% en mujeres. Además, se calcula que el 80% de los cánceres de pulmón son provocados por el tabaquismo.

  • Igualmente, ha señalado que en Málaga la edad de inicio en el consumo de tabaco se sitúa en los 16,7 años, y que el 26,6% de los hombres mayores de 16 años son fumadores habituales, frente al 22,3% de mujeres malagueñas mayores de 16 años.

     

    Plan Integral del Tabaquismo

    Los profesionales sanitarios de los centros de salud y consultorios de Málaga han ofrecido consejo para dejar de fumar a 408.400 personas (el 25% del total de Andalucía, que asciende a 1.644.627 personas), durante el primer cuatrimestre de 2017. Estas actuaciones forman parte de la estrategia de atención a las personas fumadoras impulsada por la Consejería de Salud.

    Los consejos sanitarios suponen un instrumento de prevención y control del tabaquismo donde los profesionales sanitarios son los encargados de recomendar o aconsejar el abandono de este hábito y alentar y felicitar a quienes lo consiguen o bien a quienes no han tenido nunca este hábito no saludable.

    El Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA) pone a disposición de la ciudadanía los recursos necesarios y la elaboración de estudios específicos para abordar cada situación con una metodología específica y adaptada a sus características concretas. De hecho, existe un amplio abanico de recursos para dejar este hábito y medidas que contribuyan a evitar la adquisición del mismo.

    Además de la intervención básica desde los centros de salud, aquellas personas que requieren de recursos más específicos para conseguir el objetivo final de abandonar el tabaco tienen a su disposición los servicios de intervención avanzada individual y grupal que combina terapias psicológicas cognitivo-conductuales y tratamiento farmacológico. Entre enero y abril de este año se han atendido a  18.827 personas a través de estos recursos (12.663 en el caso de la intervención avanzada individual –de los que 6.529 son hombres y 6.134 mujeres- y 6.164 en intervención avanzada grupal –de los que 2.720 son hombres y 3.444 mujeres-).

    Estos programas requieren de la presencia física de la persona fumadora en el centro y, por ende, de un desplazamiento y un horario. Por este motivo, en 2007 la Consejería de Salud puso en marcha un servicio gratuito de deshabituación tabáquica por teléfono, que se adapta al ciudadano y que le acerca este recurso sin necesidad de desplazamientos por su parte.

    Así, las personas que deseen dejar de fumar pueden acceder a esta línea telefónica ‘Quit Line’, a través del Teléfono de Información sobre el Tabaco (900 850 300). Así, desde 2010, 7.895 personas en Andalucía han utilizado el Quit Line, de las que el 14,5% son de Málaga.

    El tabaquismo no sólo afecta a la persona fumadora, sino también al resto de personas que conviven en ambientes contaminados por humo de tabaco. Según ésta última encuesta, en la provincia se mantiene la tendencia andaluza, ya que el 35,4% de malagueños son fumadores pasivos, de los cuales el 38,8% son mujeres y 31,9% hombres.

    El Plan Integral de Tabaquismo incluye programas específicos de deshabituación y prevención del hábito en colectivos de especial atención, entre los que se encuentran mujeres embarazadas, las personas privadas de libertad o aquellas que tienen alguna enfermedad mental. Para cada uno de estos tres casos se establecen acciones concretas con metas concretas.

     

    Formación de profesionales

    Desde los inicios del Plan Integral de Tabaquismo, la línea de formación ha sido uno de los puntos esenciales que lo vertebra, ya que en ella se basa el funcionamiento de los recursos existentes. El objetivo es capacitar a los profesionales sanitarios a abordar este problema de manera trasversal, ayudando a los ciudadanos a abandonar este hábito tan perjudicial para la salud.

    Por otra parte, la Red Andaluza de Servicios Sanitarios Libres de Humo supone una estrategia de lucha contra el tabaquismo integrada en una red de ámbito europeo cuyo principal objetivo es desarrollar medidas activas comunes de los servicios sanitarios en el control y prevención de este hábito. En la provincia, los cuatro hospitales (Regional, Virgen de la Victoria, Costa del Sol y Benalmádena), las tres Áreas de Gestión Sanitaria (Serranía, Norte de Málaga y Este de Málaga) y los Distritos Sanitarios Málaga-Valle del Guadalhorce y Costa del Sol pertenecen a este red.

     

    Inspecciones y controles

    Durante el primer trimestre de 2017, se ha realizado más de 2.500 controles y se han visitado 2.200 establecimientos. En el 94% de los controles no se detectaron incumplimientos, y el porcentaje de establecimientos que cumplen la normativa en la última visita es del 96%.

    Por otra parte, en 2016 la delegación territorial ha recibido 323 denuncias, han iniciado 175 expedientes y se han resuelto 162 con sanción. En cuanto a la cuantías de las sanciones, ha ascendido a 88.400 euros. Durante el primer trimestre de 2017, se han recibido 171 denuncias, se han iniciado 47 expedientes y se han resuelto 27 con sanción por un importe de 10.916 euros.

     

    El tabaco es una amenaza para todos

    En esta ocasión, la jornada conmemorativa Sin Tabaco se celebra bajo el lema ‘El tabaco es una amenaza para todos. Protejamos la salud, reduzcamos la pobreza y promovamos el desarrollo’. Con este mensaje, la OMS alerta de las devastadoras consecuencias de índole sanitaria, social, medioambiental y económica del consumo de tabaco.

    La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. La celebración de este día es una oportunidad para destacar mensajes concretos relacionados con el control del tabaco y fomentar la observancia del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco.

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here