Investigado por hostigar a sus vecinos con más de un millar de llamadas y publicar en la Red anuncios de índole sexual con sus teléfonos

233
  • Agentes de la Policía Nacional han tomado declaraciónen Málaga a un hombre, como investigado no detenido, por presuntamentehostigar a unos vecinos con más de un millar de llamadas en modo oculto ypublicar anuncios de índole sexual en Internet con sus teléfonos personales.

    El investigado, a quien atribuyen un delito de acoso a través de las nuevastecnologías, habría cometido los hechos como represalia por los ruidos quesus vecinos, al parecer, generaban en sus viviendas.

    La investigación se inició a raíz de la denuncia de una mujer que manifestóhaber recibido desde el pasado mes de junio cientos de llamadas, así como mensajes de texto vía Whatsapp, por personas desconocidas. La temática de estas llamadas y mensajes eran fundamentalmente de carácter sexual.

  • Además, un hermano y una cuñada de la denunciante también recibieronllamadas y mensajes -de la misma naturaleza- en sus teléfonos. Las víctimas del supuesto acoso telefónico habían descubierto cómo susnúmeros de teléfono aparecían en varios anuncios en diferentes portales deInternet, ofreciendo servicios sexuales e incluso la venta de un coche. Detectados más de 50 anuncios falsos en la Red Tras analizar exhaustivamente los datos recabados, los expertos en delitostecnológicos detectaron más 50 anuncios falsos publicados en la Red en losque figuraban los teléfonos personales de las víctimas.Las pesquisas condujeron a identificar y localizar al presunto responsable delos hechos, un hombre de 43 años, quien habría acosado a sus vecinos,llamándoles a cualquier hora del día, como represalia por el jaleo que estosgeneraban al parecer en sus casas.

    Contabilizadas 1.419 llamadas efectuadas hacia los perjudicados

    Los investigadores intervinieron un teléfono móvil propiedad del investigadoen el que hallaron, entre otras evidencias, la publicación de los anuncios, asícomo un total de 1.419 llamadas efectuadas desde su terminal tanto a losmóviles personales de las víctimas, como a sus líneas fijas. El caso ha sido investigado por agentes del Grupo de Delitos Tecnológicosde la UDEV, perteneciente a la Brigada Provincial de Policía Judicial de laComisaría Provincial de Málaga.El presunto responsable de los hechos fue oído en declaración por supresunta responsabilidad en un delito de acoso a través de las nuevas tecnologías.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre