La Policía Nacional rescata a “Rex”, un perro encerrado, desnutrido y enfermo en Torre del Mar

530
  •  

    20170210 maltrato animal Torre del MarAgentes de la Policía Nacional han rescatado en la localidad malagueña de Torre del Mar (Vélez Málaga) a un perro y han detenido a sus propietarios, dos hermanos de 20 y 24 años, por su presunta implicación en un delito de maltrato animal. El can ha sido rescatado tras detectarse cómo permanecía encerrado en el interior de un local en pésimas condiciones higiénico-sanitarias, siendo perceptibles en el animal picaduras de pulgas, dermatitis generalizada por todo su cuerpo y delgadez acusada -como atestigua un informe veterinario-.

    El animal fue rescatado con picaduras de pulgas, dermatitis generalizada por todo su cuerpo y delgadez acusada según atestigua el informe de un veterinario colegiado

    Colaboración ciudadana

  • La investigación comenzó a raíz de la denuncia de una ciudadana que alertó a los agentes de la existencia de un perro enfermo y en pésimas condiciones higiénicas, en el interior de un local de Torre del Mar. Las pesquisas llevaron a los investigadores hasta el citado inmueble, confirmándose la situación de desamparo grave en la que se hallaba el animal.

    Sin comida, ni apenas agua

    Los agentes localizaron a los responsables del can y accedieron al interior de las instalaciones, observando las condiciones insalubres en las que vivía el animal. Asimismo hallaron un cubo con una cantidad mínima de agua y un recipiente vacío utilizado para su alimentación.

    Los investigadores constataron, apoyados en informes veterinarios, cómo el perro presentaba varias picaduras de pulgas, delgadez acusada -con costillas marcadas- y dermatitis generalizada por todo su cuerpo, con alopecias causadas posiblemente por infección, mala alimentación y/o falta de luz. Además el animal dio positivo en leishmaniosis -enfermedad parasitaria, que se transmite por la picadura de un mosquito y que puede causar la muerte si no se trata con urgencia-.

    “Rex” no estaba vacunado

    Según las pesquisas desarrolladas posteriormente, el perro -que responde al nombre de “Rex”- no recibió vacunas obligatorias y carecía del chip identificativo que la normativa exige. A tenor de su situación, el animal ha tenido que ser desparasitado y ha sido sometido a varios tratamientos por las lesiones que presentaba.

    Por su parte, los propietarios del animal fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional al omitir presuntamente los deberes legales de cuidados mínimos del animal y su asistencia veterinaria necesitada con urgencia. Las diligencias instruidas han sido remitidas a la Autoridad Judicial, mientras que “Rex” ha sido acogido por una protectora de animales de la Axarquía.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre