Alejandro Concepción, un torreño que trabaja por el sueño olímpico

680
  • ALEJANDRO
    En la imagen, Alejandro en un campeonato de Lucha Grecorromana.

    Se llama Alejandro Concepción Castillo, natural de Cuba y afincado desde hace años en Torre del Mar, es uno de los pilares básicos de la Selección Española de Lucha Grecorromana, disciplina deportiva con la que sueña poder estar practicándola en una Olimpiada. En su haber ya cuenta con un bagaje importante, puesto que ha conseguido un total de siete campeonatos de Andalucía, seis campeonatos de España, nueve convocatorias en torneos con la Selección Española, de los que ha logrado tres veces la medalla de plata, participación en dos torneos europeos y un mundial, en el que finalizó como noveno mejor luchador.

    Estudia y entrena en el Centro de Alto Redimiento de Madrid, donde según nos indica debe compaginar «el estudio con seis horas de entrenamiento diario, tres por la mañana y otras tres por la tarde». Una vida dura que inició en Cuba «hace ocho años» y que ahora continúa en España, «gracias a que encontré un entrenador al que le estoy siempre muy agradecido». Como no puede ser de otra forma, echa de menos a su familia, pero el trabajo y el estudio es lo primero y Alejandro vive y estudia en Madrid, «tengo en Madrid mi residencia y me lo facilitan todo desde la Selección Española. Además, estamos trabajando en un proyecto muy grande para llegar a ser olímpicos», apunta.

    En cuanto a objetivos, se marca «representar a España en las Olimpaidas de Tokio, en 2020», aunque no tira la toalla de poder estar en las de Río, a finales de este verano, para lo que tendrá que comenzar el año con victorias en las pruebas de Andalucía y en los clasificatorios a nivel nacional. Posteriormente llegará el europeo, y si las cosas salen bien podría obtener el pase, puesto que las pruebas continentales sí que dan el pase directo. Pero Alejandro no anda con muchas prisas, es joven y tiene la cabeza muy bien amueblada, por lo que quiso destacar que «yo entreno todos los días para ello, quiero ser olímpico y dentro de mí hay un Alejandro que quiere ser olímpico cuanto antes», señala.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre