Menos dinero y cuatro días de entrenamiento

- Publicidad -
  • Miguel Ángel Melgares quiere que algunos hábitos cambien en la Unión Deportiva Torre del Mar. Su proyecto, que comenzó la pasada campaña siendo algo a medio plazo, vive esta temporada un nuevo giro de tuerca donde, entre otras cosas, se enducere el panorama para sus futbolistas. Algo que según el propio Melgares se ha aceptado a la perfección, puesto que “tengo un grupo muy sólido, comprometido y con muchas ganas de hacer algo importante”. Y no es para menos, puesto que según afirma el técnico, “este año los jugadores están cobrando menos que en la pasada temporada y eso es un dato muy a tener en cuenta, aunque entendible tal y como está el fútbol en los últimos tiempos. Y no sólo va a doler el bolsillo, también las piernas, puesto que a diferencia de lo que ocurría la pasada campaña y lo que ocurre con otros equipos de la misma categoría, en Torre del Mar pasa de entrenar tres días a la semana a hacerlo cuatro.
    De esta forma, afirma Melgares, “se puede plantear mejor la semana, aunque también es cierto que esta será algo distinta por el hecho de que ayer no hubo entreno porque jugaba España” y esta noche se retoman. Así, con tanto cambio y la llegada de caras nuevas, Melgares se siente muy orgulloso del plantel confeccionado y de la actitud que han tomado los mas ‘veteranos’ de esta joven plantilla como bien lo puedan ser Ranea y Martín; “son dos jugadores que desde pretemporada han tomado galones dentro del vestuario y están totalmente decididos a tirar del carro cuando haya que hacerlo”, un cambio de actitud que se vio en el último encuentro de liga frente al Atlético Marbellí en el que “tanto Tony como Martín demostraron que conocen al grupo y saben lo que quiere. No pararon de animar y de gritar cuando hizo falta para levantar a los suyos que teminaron por arañar un empate”.
    En cuanto al derbi del próximo fin de semana, el entrenador del Torre del Mar comentó que “va a ser algo totalmente distinto a lo que se vio en la pasada temporada, donde se planteó un sistema defensivo que no salió en un partido que terminamos perdiendo. Este año va a ser totalmente diferente.Ya estuvimos allí en pretemporada y pudimos ver otra cosa bien distinta. Lo que pasa en Rincón es que el campo engaña y aunque parezca grande es un terreno de juego de dimensiones cortas”. Como clave, para vencer en el Francisco Romero Melgares apuntó que es “jugar rápido a dos toques y defender muy bien”. El envite, aunque no tiene hora confirmada, parece que se jugará el domingo a las 12.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.