El Vélez lucha en inferioridad para sumar un punto en Melilla

- Publicidad -
  • Ni un viaje relámpago en una semana intranquila, ni un gol en contra, ni siquiera una nueva expulsión fueron suficientes motivos para que el Vélez cayera derrotado en su primera salida de la temporada. Pedro Álvarez y su cuerpo técnico habían apostado por repetir el once que sumó el primer punto, también en inferioridad numérica, siete días antes, pese a que le habían llegado muchas críticas por la actuación de la linea defensiva. Adrián Romero, eso sí, quedó fuera de la lista de convocados por unas dolencias en un dedo que no sirven sino más que para avivar la polémica creada en estos días, mientras que sí aparecía en la convocatoria el defensa Oliver Boscos, un central que ya estaba entrenando con el equipo y que tras el anuncio de la salida de Adrián Toledo se firmó pese a que su fichaje se anunciase el sábado cuando ya estaba incluído en la lista que Álvarez dió con los que viajarían a Melilla en la noche del viernes y mientras que el propio técnico horas antes afirmaba sólo estar sondeando el mercado en busca de un fichaje para suplir la baja del jóven canterano. También entraba en esa lista el nuevo fichaje Jorge Ruíz quien viene a ocupar un puesto importante en la zona de ataque del equipo blanquillo. Una vez en Melilla y tras el viaje en avión los veleños se vieron las caras con un equipo duro y que se hizo fuerte en su propio terreno de juego aprovechando las dimensiones de La Espiguera, ayudados por un Guirado Ramón condescendiente con los locales en muchas fases del juego. El toma y daca inicial se extendió a los primeros 45 minutos sin grandes diferencias entre unos y otros, sólo la expulsión por doble amarilla del lateral Sergio Albiol, que no ha tenido suerte en los partidos que ha jugado hasta el momento defendiendo la zamarra veleña, abrió diferencias entre unos y otros. De esas diferencias nació el gol local, obra de Sufian en clara posición antireglamentaria, aunque tanto el asistente como Guirado Ramón dieron el gol por válido las protestas veleñas no se hicieron esperar. De nuevo con uno menos y con gol en contra tocaba remontada por segunda vez en esta temporada. Una gran acción de David Pino sellaba un empate que pudo haber sido una victoria visitante si la puntería hubiera acompañado y el trencilla de turno hubiera señalado un penalti claro sobre José Mari cuando se disponía a disparar a gol. Faltó puntería aunque el equipo continúa creciendo y parece tener el suficiente empaque para afrontar una liga complicada. Una de las conclusiones que se ha sacado de este encuentro es que, al menos a estas alturas de la liga, el representante de Melilla en el Grupo IX no es para nada una cenicienta, otra cosa es como vaya aguantando el resto de la competición porque las temporadas para los representantes de la ciudad norteafricana suelen ser muy largas y complicadas. En el lado positivo los debuts de Oliver y Ruíz que entraron a última hora en la lista del viaje más complicado del año y que ya dispusieron de sus primeros minutos de la temporada. La otra, quizás más anecdotica, el estreno de la segunda equipación que pasa a ser celeste abandonando la más creativa negra de años pasados.
    El técnico veleño, Pedro Álvarez, se mostró insatisfecho con el resultado porque los méritos del equipo pese a tener uno menos fueron suficientes para haber cosechado un mayor fruto que el punto que se trae el equipo para la comarca. Un punto que deja al Vélez sin saber lo que es ni la victoria ni la derrota y dando la tranquilidad suficiente para afrontar una semana de la que se espera que sea mucho menos movida que la que pasó, aguardando al próximo fin de semana para realizar su segunda salida consecutiva al campo del recien ascendido Martos jienense y con, atención, otro árbitro “amigo” Borja Belmonte.
    Pedro Álvarez ha querido destacar también la importancia de la llegada del central Oliver Bosco quien a su juicio es “un magnífico fichaje para nosotros y llega para reforzar una marcha muy importante y con la que yo no contaba ya que Adrián Toledo era una pieza fundamental que nos ha dejado tocados, por eso la presencia de Oli es muy buena. La afición va a disfrutar de un gran jugador y lo iremos conociendo partido a partido”. En cuanto al balance de los dos choques el técnico canario ha destacado que “no hemos tenido fortuna con las expulsiones en los dos encuentros nos hemos quedado en inferioridad, pero el equipo ha demostrado que tiene casta para hacerse fuerte en las dificultades y hemos acabado atacando y de tener más puntería hubieramos sumado los tres puntos”. El Vélez tiene por delante una semana más de trabajo y aunque la marcha de Toledo, que es sub 23, pudiera hacer pensar que podría llegar un nuevo jugador es complicado porque las arcas del equipo no están para muchos trotes.

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.