Así fue la increíble remontada que el CD Málaga consiguió ante la UD Melilla, en la mayor ‘resurrección’ futbolística en la historia del club

656
  • Nos adentramos en la increíble remontada que el CD Málaga consiguió ante la UD Melilla, en la mayor ‘resurrección’ futbolística en la historia del club en cualquiera de sus denominaciones.

    Campaña 1951-1952

    El CD Málaga ‘regresaba’ a Segunda División en la temporada 51-52, tras jugar sus dos primeras temporadas en Primera. Como dato curioso, el equipo del divino Ricardo Zamora acabó la liga con 29 puntos, 15 más que el CD Alcoyano que marcó uno de los puestos de descenso directo; y se quedó a 11 del campeón de liga, el Atlético de Madrid. Así, el equipo disputó una liguilla de promoción con otros 5 equipos, no pudiendo acabar entre los 2 primeros puestos, que según el equipo otorgaba la salvación o el ascenso de categoría.

  • Bajo la presidencia de José Luis Estrada Segalerva (que compaginaba su cargo con el de alcalde de Málaga) y con Antonio Barrios Seoane como nuevo inquilino del banquillo, el conjunto blanquiazul se marcó como objetivo el regreso a la élite, hecho que lograría tras obtener su primer campeonato de Segunda División y, con ello, el segundo ascenso a la máxima categoría.

    Se mantuvo a gran parte del bloque de la temporada anterior y se produjeron varios fichajes destacando entre ellos Méndez y Mora. Además, en esta temporada subirían los primeros jugadores procedentes del Atlético Malagueño (León Lasa y Galacho).

    El inicio del CD Málaga en la división de plata no pudo ser mejor, ya que no perdió en los 12 primeros encuentros de liga, si bien empató en la mitad de ellos. En la jornada 13 perdió ante la UD Salamanca en el estadio de El Calvario y, tras vencer en la jornada 14 al Hércules de Alicante (3-1), ocuparía el primer puesto de la clasificación, que ya no volvería a abandonar.

    En la jornada 18 el Málaga se enfrentaba a la UD Melilla. Era la tercera vez que se enfrentaban en liga, tras dos enfrentamientos en Tercera División (temporadas 44-45 y 45-46) donde el CD Málaga había obtenido sendas victorias por 0-5 y 1-3. Sin embargo, el primer encuentro entre ambos en Segunda sería un partido que pasaría a la historia malaguista.

    La ‘Resurrección’ en Melilla y el cañón de Bazán

    El 13 de enero de 1952 el Málaga se enfrentaba a la UD Melilla en el Estadio Álvarez Claro norteafricano. El conjunto de Martiricos, líder de la categoría, se enfrentaba al tercer clasificado. Tal fue la expectación que levantó el envite, que centenares de aficionados malaguistas viajaron a Melilla en el barco J. J. Sister, apodado para tal ocasión como ‘Barco Botijo’.

    El árbitro del choque fue el navarro Daniel María Zariquiegui Izco, que durante muchos años sería el colegiado con más partidos arbitrados en Primera División. En un estadio lleno a rebosar y bajo un imponente aguacero, Antonio Barrios alineó al siguiente once: Bellido, León Lasa, Rubio, Arnau, Méndez, Rodríguez, Gutiérrez, Loli, Becerril, Bazán y Azcue. 

    En el 14’ se adelantó el conjunto melillense por mediación de Cueto. Seis minutos más tarde se lesionaría el portero malaguista Bellido, entrando Montserrat por él. Sería el debut del jugador de Tortosa como integrante malaguista y el único partido que disputase con el CD Málaga. El uruguayo Rodríguez obtendría el momentáneo empate malaguista en el 27’, pero el Melilla marcaría 3 goles en los siguientes 13 minutos (Martínez en el 31’ y el 35’, y Damián en el 40’). El dominio del Melilla era abrumador y con 4-1 acabó el primer período.

    Como anécdota, debido al resultado en el descanso y al mal tiempo, algunos aficionados malaguistas abandonaron el estadio y se dirigieron hacia el puerto, y no serían testigos de la hazaña malaguista.

    Tras la reanudación del juego, el marcador no se movía y en el 65’ el partido seguía 4-1. La victoria local parecía más que evidente. Azcue, de tiro cruzado, lograría el segundo tanto malaguista (4-2, 66’) y a partir de ahí llegaría el momento del mejor goleador de la historia del CD Málaga: Pedro Bazán.

    En un intervalo de 15 minutos, del 70’ al 85’, el cañonero de La Algaba consiguió un hat-trick, colocando el marcador en el 4-5 definitivo. Pese a las adversidades meteorológicas y del marcador, el equipo de La Rosaleda había conseguido la mayor remontada de su historia.

    Final feliz de temporada

    Tras este partido, el Málaga seguía en lo más alto de la tabla y solo el CD Mestalla, filial del Valencia CF, era rival para ocupar ese puesto. Únicamente dos derrotas en las cinco últimas jornadas de liga, una de ellas precisamente ante el conjunto valenciano (1-0) en la jornada 27, hicieron peligrar el ascenso directo del CD Málaga. En la última jornada los dos equipos estaban empatados con 40 puntos, pero los malaguistas eran líderes por haber vencido al Mestalla (2-0) en la primera vuelta.

    En la jornada 30 de liga, el 13 de abril de 1952 (se cumplen mañana 68 años), tras vencer el CD Málaga al Granada CF (5-1) en La Rosaleda con Bazán estelar anotando un hat-trick, y sumado a la derrota por 3-1 del CD Mestalla ante el Atlético Baleares en Son Canals, el conjunto blanquiazul lograba su segundo ascenso a Primera División. Curiosamente, los dos máximos goleadores de la categoría fueron los malaguistas Bazán (25 goles) y Rodríguez (22 goles).

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here