El Málaga quiere salir del anonimato

536
  • El estadio de la Rosaleda es una de las canchas del fútbol español en el que se ha respirado fútbol de primer nivel en los últimos años. Eso porque el Málaga, el equipo anfitrión, se ha distinguido en el comienzo de esta década como uno de los equipos españoles con más desparpajo en Europa. Nadie por estos lares olvida la gran hazaña del equipo entonces entrenado por Manuel Pellegrini que en la temporada 2012-13 consiguió llegar hasta los cuartos de finales de la Champions League y solamente por un gol perdió la eliminatoria que daba el pase a la final con el Borussia Dortmund.

    Aquel equipo, que terminó sexto en la Liga, fue la auténtica revelación de la Champions y tras clasificarse para la fase de octavos como primero de grupo ganándole el pulso al Milan, fue capaz incluso de deshacerse del Oporto. En aquella temporada los hinchas malagueños vivieron un sueño gracias a Isco, Joaquín, Batista y otros cracks que llegaron tras unas excelentes inversiones. Pero aquel sueño se quedó ahí y a partir de aquel momento la trayectoria del club andaluz fue bajando en picado.


    Atascado en la parte medio – baja de la Liga 123, el Málaga de hoy no es ni el mínimo reflejo de aquel equipo que había sorprendido a media Europa. Tras haber bajado a Segunda hace dos años los boquerones todavía no han podido levantar cabeza y parecen estar más estancados que nunca, como atestiguan los resultados. La derrota en la Copa del Rey contra el Escobedo, un equipo de nivel inferior sobre el papel, ha vuelto a abrir heridas y cicatrices viejas que es muy difícil sanar. 

  • El técnico Víctor Sánchez del Amo parece no haber encontrado todavía la cura a esta enfermedad que se refleja en el pésimo rendimiento de su equipo. La victoria contra el Tenerife del pasado 6 diciembre 2019 ha sido solo un oasis en un desierto de resultados malos: en los últimos 7 partidos de Liga el Málaga ha cosechado apenas 7 puntos, una serie negativa que hace entender que los boquerones no están en su momento y que podrían intervenir en el mercado de invierno para poder aumentar sus opciones de poder mejorar su situación en la temporada de Liga 123 en la que el Almería y el Cádiz, otros dos equipos andaluces, son los grandes favoritos a ascender a Primera según las cuotas de la Liga Smartbank


    Sin embargo, en este momento no son solo los resultados deportivos los que preocupan a los hinchas del Málaga. Los jugadores llevan mucho tiempo sin cobrar y nadie sabe dónde está el presidente Al-Thani, el impulsor de un proyecto con mucha ambición pero poca concreción. A la espera de algún arreglo, por el momento tanto Víctor como sus jugadores darán lo mejor de sí mismos para poder sacar al equipo del pozo de la zona peligrosa. 

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre