La Vuelta Ciclista a España recorrerá este jueves toda la costa de la Axarquía

470
  • WebLa Vuelta Ciclista a España pisará suelo malagueño este miércoles y llegará a la Axarquía el jueves. Lo hará en la duodécima etapa, con las espadas en todo lo alto, y un recorrido que a su paso por Torre del Mar lo hará a toda velocidad. Es lo que se espera, puesto que el ritmo de la carrera a estas alturas de la etapa así lo estipula.
    La salida está prevista en Motril a eso de la una de la tarde, para ir recorriendo municipios hasta su llegada a la localidad de Antequera. Así las cosas, el horario previsto para llegar al municipio de Nerja es el de las 14:20 minutos. Seguidamente, a las 14:40 llegará a Torrox. Su paso por Algarrobo está previsto en torno a las 14:55, mientras que a Torre del Mar llegará en torno a las 15:00 horas. Posteriormente hará su paso por Benajarafe (15:18) y Rincón de la Victoria (15:33). Horarios aproximados de una etapa que acabará en alto.
    La entrada en el casco urbano de Antequera tras el puerto de El Torcal y el final en el Dolmen de Menga está previsto a partir de las 17.28 horas.
    La etapa

    La etapa comienza en la terminación más occidental de la sierra de las Alpujarras, sigue la costa por Malaga y asciende hacia Antequera. La costa es accidentada y con numerosos ríos y ramblas que, en su desembocadura, dejan pequeños deltas; es el caso de los ríos Guadalfeo (Motril), Chíllar (Nerja) o Vélez (Torre del Mar). El recorrido transcurre sobre rocas metamórficas del Paleozoico (570-245 M.a.) en la vertiente meridional de las sierras de Almijara (tonos rosas y malvas en el bloque) y los Montes de Málaga (colores verdes oscuros). Tras llegar a Málaga el recorrido abandona la costa para cruzar los montes de Málaga hasta Casabermeja. Desde aquí y hasta el río Campanillas, la ruta pasa por el límite entre los paleozoicos y las rocas del Cenozoico (65-0 M.a., tonos amarillos y grises). La etapa finaliza en la sierra del Torcal, formada por calizas y dolomías mesozoicas (245-65 M.a., colores verdes y azules en el bloque) que dan uno de los paisajes más singulares de la península.

    La etapa tiene dos sectores muy distintos: empieza siguiendo la costa y luego se adentra hacia la sierra de Antequera. Si comienza a través de paisajes costeros muy escarpados, termina en una sierra de rocas calizas con relieves muy espectaculares.

    Un ejemplo de los relieves costeros lo tenemos en el Peñón de Salobreña, un resalte en la playa de la localidad con el mismo nombre. Está constituido por mármoles que le proporcionan la dureza que lo ha hecho resistente a la erosión. Otro ejemplo son los acantilados de Maro – Cerro Gordo, una alternancia de acantilados y calas que constituyen la línea de costa en esta ubicación. Nuevamente, los acantilados se habrían desarrollado sobre los mismos mármoles que en el Peñón de Salobreña, pero su alternancia con esquistos, más blandos, ha permitido al desarrollo de las calas entre medias.

  • Más adelante en el recorrido se encontraría el primer ejemplo de modelado kárstico. Se trata de la Cueva de Nerja, en el municipio de Maro y no en el de Nerja. Este lugar declarado “Patrimonio de la Humanidad” está desarrollado sobre mármoles dolomíticos con abundantes espeleotemas, que le dan la espectacularidad a la cueva, complementada por los restos de industria paleolítica.

    Avanzando algo más el pelotón pasaría por encima del delta del Río Vélez cuya característica es el desarrollo de un delta en la desembocadura, del tipo “dominados por las olas” (“pata de pato”) que le da una morfología característica de escudo, con el frente paralelo a la línea de costa.

    Por último, ya al final de la etapa se obtendría una bella imagen del Torcal de Antequera. Es un paisaje kárstico peculiar, denominado también “paisaje ruiniforme” por el aspecto de sus estructuras. Los estratos de caliza, al ser muy horizontales y delgados no llegan a formar complejos de cavernas, sino que la erosión es aérea, dando como resultado unas formas que recuerdan a una ciudad en ruinas. Por todo ello forma parte del patrimonio geológico más importante de la Península Ibérica.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here