El CB Vélez acaba con la imbatibilidad almeriense (87-88)

432
  • DSC_0271El Club Baloncesto Vélez hizo de su capa un sayo y logró sobreponerse a sus problemas para lograr una victoria épica en la cancha del hasta entonces líder e invicto, Ecoculture Almería, que en su estreno en ‘La Mojonera’ cedió de un punto una victoria que tiene doble valor. 
    Esta vino precedida de una canasta de Mario Hernández a falta de 6 décimas que daba la victoria a los veleños en Almería. Canasta que hizo justicia al equipo que fue por delante en el marcador durante prácticamente todo el partido, que luchó lo indecible contra un gran equipo, contra un gran público, contra las faltas que cargaron a sus jugadores y lastraron la defensa en los minutos finales. Y es que los de Florido dieron una lección de madurez, de saber jugar y controlar el partido para terminar ganando.
    El partido
    Ya desde el comienzo del choque se vio a un gran CB Vélez, muy serio en ataque y encontrando anotaciones fáciles. Bien en combinación y en el  tiro exterior, era una máquina engranada gracias a la mano de Rafa Ruiz en este primer cuarto. Florido sorprendió con la entrada en el quinteto titular de Mario García, que se convirtió en el hombre clave en este primer período, robando balones, atacando fuerte a la defensa rival, defendiendo, fue una pesadilla para los rivales. Só las faltas se lo llevaron al banquillo con el marcador en clara ventaja para los visitantes. En lo que respecta al conjunto almeriense, su reacción llegó con dos triples consecutivos que lo acercaron en el marcador al final del primer cuarto (22-27).
    El segundo período se inició con la tónica del primero, igualándose la contienda y reflejando el marcador momentos de tanteo de ambos que se volvieron a desigualar al final, donde Vélez seguía peleando y volteaba de nuevo la diferencia a favor con cinco puntos consecutivos de Mario Hernández, siendo capaz de llegar al descanso arriba por dos puntos (44-46).
     
    La salida del tercer cuarto fue también para el los veleños. Y es que la cosa se puso pronto de cara gracias a un  robo de balón y agarrón del contrario que le costó a su rival dos antideportivas  que dieron como resultado un marcador momentáneo de 52-59 para los de Florido, llegando al final del período con el luminoso en  61-69.
     
    El cuarto definitivo tuvo dos partes muy diferentes. Los visitantes se llevaron la primera gracias a una renta inicial de 12 puntos a falta de 5 minutos para el final. Su baloncesto de control tras la salida de presión les generaba canastas cerca del aro, mientras que Almería parecía no tener respuesta ante el buen juego veleño. Dos canastas seguidas de Povilas y Castro ponían el marcador en 72-80 en el minuto 36. Fue entonces cuando Florido solicita tiempo muerto y la salida a pista trae más agresividad en la presión local en la salida de bola visitante.
    Castro se convierte entonces una pesadilla para la defensa veleña, anotando canasta tras canasta, tiro libre tras tiro libre y situando el marcador en 83-84 a falta de 2,01 para el final. De nuevo tiemo muerto solicitado por Vélez en el que Castro vuelve a anotar tras ataque perdido veleño (85-84). Diego, por su parte, anota una agónica canasta al límite de la posesión (85-86) y a falta de 24 segundos Almería solicita tiempo muerto para ordenar el ataque que le pudo dar la victoria.
    Los almerienses anotan canasta tras penetración a 4 segundos y alguna décima. Vélez, por su parte, mantiene la calma; Florido no tiene más tiempo muerto para diseñar el ataque y sacar en campo ofensivo, teniendo que sacar de fondo bajo canasta propia. Castro, a punto está de robar la bola; Vélez pide falta, que no se concede; nuevo saque de fondo en canasta propia para Vélez y ahora sólo quedan algo más de tres segundos.
    El movimiento de los jugadores veleños fue perfecto. Todos atraen a sus defensores a línea de fondo como para recibir la bola, Mario Hernández corre a canasta contraria pegado a la línea lateral y dejando atrás a su defensor en medio campo. Diego, por su parte, saca de fondo de canasta propia y lanza un pase que cruza toda la pista, dejando a Mario cerca de la canasta rival, da dos pasos, lanza y anota dos puntos a falta de 6 décimas (87-88), dando la victoria final a los suyos.
     
    Tras la satisfacción de ganar en casa del equipo líder invicto de la liga, el equipo prepara el siguiente encuentro que le enfrentará al CB Marbella de Francis Tomé.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre