La situación del Vélez C.F. no es ninguna broma

290
  • Vélez C.F.
    Mal año para el Vélez C.F. Foto: Juan Morales.

    Pasado el 28 de diciembre, jornada de los Santos Inocentes, el Vélez Club de Fútbol vuelve a su realidad. Ayer, como viene siendo habitual en los últimos años, decidía entretener al personal con una broma a modo de fichaje, anunciando la llegada de Javi Guerra, hermano de Emilio, para completar la delantera veleña. Noticia que no gustó al pleno de la afición veleña, que criticó el carácter ‘festivo’ del equipo en este tipo de temas cuando la realidad deportiva no es la mejor.

    Lejos de la imaginación y entrados de lleno en la actualidad deportiva, hay que recordar que el equipo no volverá a competir hasta el próximo 8 de enero. Perdió la jornada de este próximo fin de semana en su partido adelantado en Melilla, donde cayó por uno a cero. Era, recuerden, una jornada festiva, de martes, tras jugar en domingo y sin tiempo para preparar el encuentro. Pues con ese hándicap, el equipo tendrá que estar muy pendiente de lo que pase el domingo, puesto que no juega que su nombre estará vinculado a lo que hagan rivales directos en sus respectivos partidos. Así, con la zona de descenso acechando al equipo, la intensidad será máxima, por lo que se espera, cuanto menos, que la cosa quede como está.

    En lo que respecta a la plantilla, pocas novedades. Tras el fichaje anunciado de Mario Mendes, el trabajo sigue y se espera que en las próximas horas puedan anunciarse más jugadores para completar el plantel. Se continúa mirando, como es normal, a la defensa. También a la zona de arriba, donde podría llegar algún futbolista, aunque todo queda en el aire de momento.

  • Un equipo que en esta campaña no terminó de ilusionar a una afición que tuvo sus momentos buenos, pero que perdió la sonrisa en los últimos meses del año.

    No ha sido un año fácil para el equipo que preside Francis Rodríguez. El inicio de 2016 supuso un paso atrás de aquel Vélez de Lucas Cazorla, que tras ser líder en noviembre comenzaba su decadencia. Perdió opciones de jugar liguilla y se fue desinflando hasta llegar al final del campeonato con la noticia de la no continuidad del técnico. Después llegó Gálvez, y Loren, a un equipo que en esta campaña no terminó de ilusionar a una afición que tuvo sus momentos buenos, pero que perdió la sonrisa en los últimos meses del año.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here