Punto amargo para un Vélez que volvió a acusar la falta de pegada

355
  • img_2967
    Foto:Juan Morales.

    En el fútbol pasa igual que en la vida, que hay de todo. Y para gustos, los colores. Por eso el punto que el Vélez cosechó este domingo ante el Guadix puede haber sabido dulce o amargo. Depende del probador. Por plantilla, factor campo y de cómo se desarrolló el encuentro diremos que estuvo más que amargo. De hecho hay a quien le supo a rayos, porque visto lo visto a este plantel hay que exigirle mucho más. De hecho, si el equipo mantiene el nivel de la primera parte, su rival hubiera terminado sucumbiendo.

    Porque el Vélez firmó un comienzo de lujo. Diremos que uno de los mejores en cuanto a juego de lo que llevamos de campeonato. Y lo hizo porque jugó al fútbol como se pretende, o al mones de lo que pensábamos que debiera ser. Con el balón en el suelo la buscó con paciencia, con toque sutil, al que viene de cara, al que entra y al que sale; aprovechando la calidad técnica de los Dani González, Javi Fernández o Emilio Guerra, el plantel dirigido por Loren se gustó sobre el césped e hizo disfrutar al respetable con un fútbol trabajado, cómodo y con el balón controlado en todo momento.

    Lástima que el estado del terreno de juego, que fue el detonante del cambio de postura, se terminara cargando eso que tan bien empezó. Lo aseguraba en rueda de prensa el propio técnico del Vélez, que fue muy crítico con el césped y con su mal estado, por lo que se vio en la obligación de cambiar el sistema de juego.

  • El Guadix, por su parte, fue espectador por momentos. La buscaba como podía, recurriendo al trabajo al contragolpe para hacer daño a una defensa veleña que esta vez sí, estuvo a la altura. Ordenada y con el temple que ha faltado en otros partidos, fue un muro infranqueable en los primeros cuarenta y cinco minutos. Todo lo que llegó fue con escaso peligro.

    De este modo y con el descanso en el horizonte, fue el Vélez quien dio el arreón final, pero sin la suerte de otras veces para que el cero a cero no se moviera del electrónico.

    Tampoco la haría en la reanudación, pero las cosas ya no serían igual en la segunda parte. Y no lo fueron porque el conjunto local perdió la soltura del comienzo. Empezaba a parecerse más al de los últimos encuentros; sin tanto dominio y con menos ideas para construir, entró en la dinámica del Guadix, que poco a poco comenzó a llevarse el partido a su terreno.

    Para los granadinos las mejores ocasiones llegaron en la segunda parte, contando con acercamientos claros que bien por la defensa o por el portero Manolo Reina, quedaban en nada. Y así, consumiendo minutos y errando ocasiones, llegaríamos a un final de encuentro en el que el punto supo a poco. Ni siquiera la entrada de Diego, que debutaba esta campaña con el equipo; ni de Popo, reclamado por el público, hicieron posible el milagro veleño.

    Con la condena del cero a cero el reparto de puntos supo a poco, mucho menos al Vélez, que tuvo a balón parado una clara en el ’94 que apenas puso en peligro el marco de Álex. Con esta ocasión, llegamos al final.

    Ahora le toca al Vélez trabajar y seguir buscando la línea correcta para poder traer algo positivo de la complicada visita del próximo domingo a Torredonjimeno.

    FICHA TÉCNICA
    Vélez Club de Fútbol: Reina, Damián, Benji, Nacho, Lucena, Dani González, Jesús Díaz (Francis 62′), Jorge Barba, Emilio Guerra, Javi Fernández (Diego 66′) y Miguel Ballesteros (Popo 77′)
    Guadix Club de Fútbol: Álex, Carlos Jiménez, Dani Tejada, Nando, Enrique Alonso, Darío, Cristiano, Jose, Fefo (Pedro 89′), Gumer (Adri 81′) y Toni
    Árbitro: Guzmán Mansilla, Juan Alfredo (Jaén). Amonestó por los locales a Dani González, Nacho y Francis. Por los visitantes a Dani Tejada, Cristiano, Enrique Alonso y José.
    Incidencias: Unos 250 espectadores.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre