Reforma tu hogar y cumple tu sueño

- Publicidad -
  • Emprender una reforma en el hogar no es sencillo. Hay una serie de decisiones que debemos tomar: ¿Será una reforma integral o sólo parcial? En caso de que optemos por una reforma total de nuestro piso, en Quotatis.es nos dan unas claves para saber por dónde empezar, con una serie de puntos clave:

    • Observar y analizar el estado real de nuestra casa, y cómo nos hace sentir.
    • Meditar sobre los posibles cambios en la distribución.
    • Calcular el presupuesto total y los gastos asociados.
    • Conseguir los permisos y licencias que necesitemos para emprender la reforma.
    • Estar presentes durante el proceso de reforma, para opinar.
    • Y, por último, disfrutar del proceso.

    El paso a paso de una reforma

    Una reforma integral comprende más acciones más allá de pintar las paredes. Es muy común, por ejemplo, realizarlas cuando adquirimos una vivienda de segunda mano o nuestra casa tiene un mal estado de conservación. Una reforma integral seguirá una serie de pasos, que suelen ser los siguientes:

    • Planificación de la reforma.

    La distribución, el presupuesto, permisos y licencias, etc, entran dentro de una buena planificación. Debemos tenerlo todo atado antes de empezar, para evitarnos sorpresas en el futuro.

    • «Demolición».

    Una vez notificado el inicio de la reforma al presidente de la comunidad y con la licencia a mano, comienza la parte menos estética. Quitar azulejos, tirar tabiques, levantar suelos…

    • Instalaciones.

    Después de la demolición, comienza la parte de la instalación de conexiones de teléfono, tubos y tuberías, cables de antena para la televisión, enchufes, etc.

    • Albañilería.

    Es el momento de realizar los cambios. Redistribuir el espacio, alicatar los baños, levantar nuevos tabiques o colocar puertas, ventanas o arcos. Es cuando por fin se crea la nueva distribución de las habitaciones.

    • Acabados y decoración.

    Es cuando la casa empieza a tomar forma. Comienzan las obras de carpintería, pintar las paredes o poner el papel, y colocar los suelos. Sobre las habitaciones vacías vendrá después el proceso de decoración. Dónde colocaremos los muebles, elegiremos los colores primarios y secundarios, decidiremos qué complementos utilizaremos, analizaremos la luz para aprovecharla adecuadamente, etc.

    ¿Por qué elegir una empresa de reformas en vez de intentar hacerlo tú mismo?

    En primer lugar, debes decidir si serás tú mismo quien se ponga manos a la obra o si, por el contrario, delegarás en un experto. El presupuesto total es importante, pero también lo es ser conscientes de las complicaciones que implica emprender una reforma, sobre todo si ésta es integral. La diferencia económica queda justificada gracias a la confianza que supone saber que un profesional se encargará de dar forma a tu hogar y de coordinar a los distintos profesionales: Albañiles, fontaneros, electricistas, decoradores… Para elegir a la empresa adecuada, debes tener en cuenta los siguientes puntos:

    1. Consulta su trayectoria profesional y años de experiencia. Si es posible, busca opiniones de sus clientes en su web y otros buscadores, imágenes de reformas reales y cualquier cosa que te de confianza.
    2. Infórmate sobre la empresa. Asegúrate de que conforman un equipo multidisciplinar, legal y lícito.
    3. Que la financiación se ajuste a tus necesidades.

    Gracias a estos consejos, ¡podrás disfrutar de una casa completamente reformada!

    - Publicidad -
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.