Moclinejo propone un paseo entre viñedos singulares a apenas treinta minutos de la costa malagueña

- Publicidad -

El municipio de Moclinejo se sitúa a quince minutos del litoral malagueño. Desde la autovía A-7 con salida a Rincón de la Victoria se llega a este pueblo conocido por sus viñas y por sus vinos. No en vano celebra en septiembre la Fiesta de la Viñeros. Sus casas encaladas que guardan el tipismo de la arquitectura andaluza se asienta sobre una pequeña loma del cerro de Piedras Blancas abierta al valle del Río Benagalbón. La subida por la carretera dibuja un paisaje espectacular en la que el mar se entremezcla con olivos, almendros y viñas.

El alcalde de Moclinejo, Antonio Muñoz, ha presentado el vídeo de promoción turística en Fitur destacando la vinculación de este pueblo “a la uva pasa moscatel de Alejandría”. “Es el primer pueblo que encontramos de la Ruta de la Pasa entrando por la capital malagueña. Un pueblo en el que sus agricultores se han dedicado durante siglos al cultivo de la uva consiguiendo una importante producción, posiblemente la mayor de España antes de que la filoxera acabara con ella a finales del siglo XIX”, ha recordado Muñoz quien ha hecho referencia que esa es la razón por la que el pueblo “esté rodeado de viñedos configurando asombrosos paisajes”.

“Cada vez son más los visitantes que nos buscan para que les organicemos alguna ruta para conocer esos viñedos y pasear entre ellos. Quieren conocer las peculiaridades de este terreno y de su uva. En el mes de septiembre son muchísimas las llamadas que recibimos porque quieren venir a conocer qué es la “vendimia heroica””, ha comentado el alcalde haciendo mención a este tipo de vendimia que se hace de forma artesana ya que las escarpadas laderas donde se encuentran no permite mecanizarla teniendo el agricultor como única ayuda un mulo.

- Publicidad -
  • En Moclinejo existe una bodega museo donde los visitantes pueden conocer el proceso de elaboración de vinos que forman parte de la Denominación de Origen Málaga y Sierras de Málaga así como diferentes útiles que a lo largo del siglo XX se utilizaron para cultivar las uvas y preparar los caldos.

    “Y la peculiaridad es que estamos a poco menos de media hora de Málaga y a quince minutos del mar. Esto hace que cualquier turista pueda pasar unas vacaciones con nosotros en un entorno natural especial y combinarla con el sol y la playa de las poblaciones cercanas”, ha destacado Muñoz quien ha hecho mención a las empresas especializadas que están surgiendo y que se están interesando por promover el enoturismo en la zona.

    El alcalde también ha indicado que en el municipio existe oficina de turismo. Entre los lugares visitables destaca la iglesia de Nuestra Señora de Gracia, edificio religioso construido en el siglo XVI que mantiene elementos de estilo mudéjar. También cuenta con la sala de exposiciones Antonio Segovia Lobillo en la que se pueden ver obras de reconocidos artistas al estar incluido en el ciclo de temporales de la Diputación Provincial de Málaga. Otro de los lugares visitables es el peculiar Museo de la Axarquía con la que su propietario rinde homenaje a la comarca.

    El eslogan que han elegido para esta edición de FITUR es “Moclinejo es vida”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.